Back to Blog
 

MITO: Una vez cesárea, siempre cesárea.

#cesarea Nov 05, 2020

Entrevista con la Doctora Gineco-Obstetra Adriana Albarrán.

MITO: Una vez cesárea, siempre cesárea. 


Realidad: Sí es posible tener un parto vaginal después de una, dos y hasta 3 cesáreas. 

Hablemos del Parto Vaginal Después de Cesárea (PVDC)

  • Escogimos entrevistar a la Doctora Albarrán, porque ella misma vivió la experiencia de vivir un parto vaginal después de una cesárea.

  • Además, yo soy otro ejemplo de que es posible porque yo nací por parto vaginal, 15 meses después de la cesárea de mi hermano mayor. 

 

Beneficios del parto vaginal:

La cesárea es una operación mayor, por lo que es invasiva para el cuerpo. Lleva mayor tiempo de recuperación y conlleva más riesgos. 

- Cuando no se medicaliza el parto, se presenta la cascada de hormonas naturales, que son importantisimas para la salud física, mental y emocional tanto de bebé como de mamá. 

- La recuperación es más rápida. 

- La lactancia es mas sencilla. 

- Se establece mejor el vínculo con el bebé, si no hay separación.

 

Riesgos

Los riesgos de un parto vaginal son menores que los riesgos de una segunda o tercera cesárea. 

Rotura uterina

El riesgo genérico de rotura uterina en una mujer con cesárea anterior se sitúa alrededor del 0.5%, pero puede variar según diferentes aspectos que deben ser tenidos en cuenta para efectuar un asesoramiento individualizado. Los principales factores asociados a la rotura uterina son:

  • Los factores que condicionan la indicación de una cesárea electiva (Contraindicaciones absolutas al parto vaginal):

    - 3 o más cesáreas previas
    - Ruptura uterina previa
    - Incisión uterina previa no segmentaria. En caso de no poder conocer el tipo de incisión uterina se considera que puede optarse a parto vaginal

  • Los factores que condicionan una contraindicación relativa para el parto vaginal:
    - 2 cesáreas previas (contraindicación relativa): El riesgo de rotura uterina puede aumentar hasta un 1.5% aproximadamente, aunque algunas series no muestran un riesgo incrementado de rotura uterina respecto mujeres con una única cesárea previa. La posibilidad de éxito del parto vaginal es menor (se sitúa entre el 60 y 70%).
    -  Periodo intergenésico corto (periodo entre cesárea y siguiente parto < 18 meses). El riesgo de rotura uterina puede ser de alrededor del 1.5% en estos casos, aunque algunas series no muestran tal incremento de riesgo.

  • Inducción del parto: Aumenta el riesgo de rotura a un 2% aproximadamente, pudiendo variar según el método utilizado. - - Tanto el uso de prostaglandina E2 (dinoprostona) como de oxitocina incrementan el riesgo de rotura, y especialmente su utilización secuencial (riesgo de rotura descrito hasta del 4%).
    - El uso de prostaglandina E1 (misoprostol) está contraindicado en mujeres con una cesárea anterior.

  • Factores maternos: Edad materna avanzada, obesidad, cicatriz uterina previa complicada (fiebre, endometritis significativas) se han considerado factores de riesgo de rotura, aunque la evidencia científica al respecto es insuficiente.

  • Factores fetales: Macrosomía (peso fetal estimado por encima de percentil 97), gestación múltiple.

Riesgo de terminar en otra cesárea:

  • Entre el 80% y 90% de los casos son exitosos de parto vaginal después de cesárea (Cuando son partos fisiológicos)
  • Sin embargo solo el 60% son exitosos cuando hay intervenciones médicas como inducciones y onducciones.
  • Y un 50% son exitosos cuando hay epidural. La epidural aumenta en un 50% la probabilidad de terminar en otra cesárea.  

 

 

¿Cómo evitar los riesgos? 

  • Dejar que el parto comience por si solo (No inducciones).
  • Dejar que el parto se de fisiológicamente (No medicalización: No oxitocina sintética, No prostaglandinas, de preferencia no epidural)
  • Intervenir lo menos posible: No inducciones, ni medicalización del parto. 
  • Dejar que la mujer se mueva libremente durante la labor del parto. No acostarla en una cama. 
  • Permitir que la mujer coma y beba durante la labor de parto. 
  • Tener un equipo pro parto fisiológico (parto natural).
  • Si posible acompañarse de una doula. 
  • Tomar un curso de preparación al parto. 

 

Podrán optar a un parto vaginal en caso de cumplirse todos los siguientes aspectos:

  • Aceptación por parte de la paciente de la opción a parto vaginal, entendiendo que puede tener un mínimo riesgo de rotura uterina (sobre todo si hay algún tipo de medicalización) y evaluando de forma individualizada la posibilidad de éxito de parto vaginal (por ejemplo teniendo en cuenta la indicación de la/s cesáreas previas, peso fetal estimado, IMC materno, etc.)

  • No otros factores de riesgo ni contraindicaciones para el parto vaginal.

  • Grosor de segmento > 3mm y grosor miometrial > 2mm.

  • Inicio espontáneo de parto. En caso de necesidad de inducción del parto, se planteará la cesárea electiva.

 

 Contraindicaciones para el parto vaginal

  • Otra contraindicación para el parto vaginal (como placenta previa)

  • Antecedente de rotura uterina previa.

  • Antecedente de cesárea no segmentaria (incisión uterina corporal o clásica, ampliación en T invertida)

  • Cirugía uterina previa con entrada en cavidad endometrial (miomectomía)

  • 3 o más cesáreas previas

  • Presentación trasversal del bebé.

***El antecedente de 2 cesáreas anteriores o un periodo intergenésico corto (definido como periodo entre cesárea y próximo parto inferior a 18 meses) son factores de riesgo de rotura uterina pero no suponen una contraindicación absoluta al parto vaginal.

  • Periodo entre cesárea y parto inferior a 18 meses. El riesgo de rotura uterina puede ser de alrededor del 1.5% en estos casos, aunque algunas series no muestran tal incremento de riesgo. 

 

También es posible tener un parto en casa después de cesárea. 

 

Aqui te dejamos la Guía de Práctica Clínica de Parto después de una cesárea. 

 

Don't miss a beat!

New moves, motivation, and classes delivered to your inbox. 

We hate SPAM. We will never sell your information, for any reason.